¡Hola, Tauro!

Tu horóscopo de hoy
21 de Enero

Regístrate para recibirlo gratuitamente
todos los días

tauro
20/04 – 20/05

Nunca es demasiado tarde

Hay mentiras y excusas bloqueadoras que lo único que hacen es limitarnos y ponernos trabas en lo que deseamos hacer. Solemos decir “somos demasiado viejos para eso”, o “no tengo dinero para esto” como fórmulas que nos protegen del miedo que nos da hacer lo que nos gusta. Muchas veces nos echamos para atrás porque nos da tanto miedo triunfar, que nos paralizamos ante la sola idea de que eso suceda. ¿Qué ideas están detrás de esos miedos? Los Astros hoy te invitan a que sigas tus deseos para tener una vida más plena.

Recibe tu horóscopo diariamente

Salud

Somos seres postergadores. Postergamos citas con el médico, estudios, análisis. Nos postergamos a nosotros mismos en ese camino de excusas. A nadie le gustan los trámites hospitalarios, ni ir al médico, ni esperar para ser atendido; pero es necesario que lo hagas para evitar futuras enfermedades y complicaciones. Ten en cuenta que más vale prevenir que curar, no dejes para el futuro procedimientos simples que tal vez puedan salvarte de antemano.

Amor

Nunca es demasiado tarde para sentir otra vez las mariposas en la panza, esos primeros momentos de enamoramiento en los cuales los ojos brillan, el estómago está revuelto, los cabellos despeinados. Es importante que no te cierres al amor: éste aparece en cualquier momento, cuando menos te lo esperas. Pero además, nunca es tarde para que finalices una relación de pareja si eso es lo que quieres. A veces es difícil: tienes hijos, una rutina armada, una estructura de comodidad y predecibilidad que te ampara, te contiene, te sirve para llevar adelante tu día a día. Sin embargo, lo importante es que no tienes que tolerar o aceptar una situación si no quieres. El que toma las decisiones eres tú y nadie más. ¡Anímate a ser feliz solo o con la persona indicada!

Desarrollo personal

Tal vez tienes treinta y cinco años, cuarenta, cincuenta. Y tienes algunos pensamientos que te dicen que ya estás grande para ciertas cosas: “soy muy vieja para asistir a ese taller de escritura”, “soy muy viejo para estudiar guitarra”, “soy muy vieja para aprender a tocar el piano”, “soy muy vieja para comenzar una carrera en la universidad”, “soy muy viejo para recorrer Europa”. Las posibilidades son infinitas: pero tú tienes miedo de que se rían de ti, de que no encajes con el grupo, o que no seas lo suficientemente metódico a tu edad para estudiar, para asistir a clases, o que no te vaya bien de mochilero en Tailandia. Sin embargo, es verdad también que a mayor edad, tienes más seguridad en lo que quieres, más hambre creativa, más curiosidad y un ritmo de aprendizaje más interesante. Lo de ser demasiado viejo es en realidad una técnica de evasión harto utilizada que lo único que hará es alejarte de tus verdaderas pasiones.