¡Hola, Escorpio!

Tu horóscopo de hoy
21 de Enero

Regístrate para recibirlo gratuitamente
todos los días

escorpio
23/10 – 21/11

Aprender a planificar

El tiempo es un recurso escaso, que se nos escapa de las manos sin darnos cuenta. Esto se debe a que seleccionamos mal las tareas que tenemos que realizar, las posponemos, o las colocamos en un orden erróneo en nuestra agenda. Así, nos sentimos desbordados, ansiosos, trabajamos de forma impulsiva, sentimos que no podemos cumplir con nada, percibimos en el cuerpo una presión constante. Caemos víctima de la taquicardia, la tensión, somatizamos y queremos abarcar todo. Los Astros te dicen que es tiempo de establecer tus prioridades y aprender a planificar.

Recibe tu horóscopo diariamente

Salud

Es tiempo para planificar tu rutina, tus comidas, tus compras en el supermercado, tu hidratación, tu rutina de ejercicios semanales. Para esto debes dedicar tiempo a pensar qué tipo de vida quieres. Si deseas comer saludablemente debes primero comprar los alimentos, cocinarlos, etc. Si deseas salir a correr dos veces a la semana, primero debes contar con la ropa adecuada para hacerlo. Los cambios de hábito no suceden de un día para el otro. ¡Comienza hoy y mantiene una rutina saludable para tu vida!

Desarrollo personal

Para aprender a planificar tu tiempo, tienes que ir paso a paso. No desesperes. Lo primero que tienes que hacer es anotar todo lo que tengas que hacer en una lista. No te olvides de nada, pon todo lo que recuerdes. Además, acostúmbrate a tomar unos minutos al día para planificar tu semana. Cuando estés asignando el tiempo para cada actividad, también tendrás que fijarlo para imprevistos. Así, evitarás un pico de ansiedad cuando surjan estos conflictos. Además, cerciórate de destinar tiempo para el descanso, ya que si tratas de ocuparte de todo, tardarás más al forzar el cuerpo, provocando somatizaciones y enfermedades varias. Una vez que hayas tenido eso en cuenta, define objetivos a corto, medio y largo plazo, así como sub-objetivos. Estos serán pequeños pasos intermedios que podemos ir cumpliendo de uno en uno hasta llegar a la meta final.

Tu ser interior

Cuando planificas tu tiempo, estás intentando poner en primer lugar lo prioritario y lo urgente, y dejar para más tarde lo que no lo es. Pero ¿cómo defines aquello? Empieza por hacer un cuadrado en una hoja de papel. Divídelo en cuatro cuadrantes más pequeños. En el primero pon lo que sea importante, eso que no puede demorarse más. Lo que requiera ya mismo tu atención, como crisis, presiones o tareas con un deadline claro. En el segundo, anota todo lo que sea importante mas no urgente. Aquí incluirás actividades relevantes para alcanzar los objetivos. Un ejemplo serían las relaciones personales, las oportunidades de empleo, la planificación del mes, las actividades de salud preventivas, las de crecimiento, y el ocio y la diversión. A continuación, llenarás el cuadrante tres. Allí pondrás tareas que pueden ser delegadas o pospuestas: mails, invitaciones, llamados, actividades sociales o presiones familiares. Por último, rellena el cuadrado de cosas que no son urgentes ni importantes. Con esas puedes relajarte ya que hay tiempo para abordarlas. Pero no duermas demasiado: nos veremos beneficiados a largo plazo si las realizamos.