¡Hola, Escorpio!

Tu horóscopo de hoy
21 de Octubre

Regístrate para recibirlo gratuitamente
todos los días

escorpio
23/10 – 21/11

El triunfo

Cuando vivimos un triunfo, ya sea propio, de un amigo, un ser querido, un familiar o el equipo al que apoyamos, solemos sentir una importante alegría por haber alcanzado un logro muy deseado. La sensación de haber superado obstáculos aumenta nuestra autoestima en caso de que el logro haya sido personal, o de un grupo al cual pertenecemos. La euforia suele durar unos días, y luego se apaga lentamente para permitir que resurja el deseo, y vayamos en pos de un nuevo triunfo. ¿Qué significa un triunfo para ti?

Recibe tu horóscopo diariamente

Amor

En la pareja los logros se comparten y se amplifican. Actúan como una gran caja de resonancia que maximiza los éxitos, y minimiza los fracasos. Nuestro par acompaña y comparte todas las emociones que atraviesan nuestro trayecto por la vida, y desarrolla empatía hacia nuestros proyectos y logros. Es nuestra responsabilidad incluir al otro, no solo en los momentos tristes, preocupantes o de estancamiento; sino también en el instante feliz de alcanzar los objetivos deseados. No saber compartir un triunfo puede conducirnos a una ruptura, y además, nos causará mayor satisfacción tener con quien atravesar los momentos de bonanza, que hacerlo solo.

Familia y amistad

La energía que movilizamos en los momentos exitosos de nuestra vida, transmite resonancias positivas a nuestro derredor. Las personas que nos rodean perciben nuestro ánimo de celebración interna, y nos acompañan en el goce. Quienes no puedan acompañar este estado, podrían tener una percepción muy negativa de sí mismos, que los hace sentirse empobrecidos frente a la elevación del otro. Pero este es un problema que solo puede resolver la persona que lo padece. Intenta siempre que atravieses un buen momento ser generoso, compasivo, benevolente y agradecido. ¡Y no olvides vibrar en consonancia con el universo!

Salud

A veces pensamos que el éxito o un triunfo es un estado ideal. En ese momento todos desean estar en la piel de quien o quienes han triunfado en algo. Pero no siempre todo es lo que parece. Si pasados los momentos de exaltación, celebración y festejo, nos ponemos a pensar en cuánto se ha perdido en el camino al éxito, no siempre el resultado da positivo. A veces se pierde mucho más de lo que se gana, aunque esto no se observe a simple vista. Debemos pensar en esto, decidir cuál es el costo que estamos dispuestos a pagar, porque nada se nos dará gratuitamente. Perder la salud por obtener el éxito laboral, perder la familia por triunfar en algo, alejarnos de nuestro lugar de origen para “ser alguien”, ¿tiene sentido esto para nosotros? Evita elegir lo que no responde a tu propósito en la vida, no tendría sentido para ti. ¡Prueba reflexionarlo antes de emprender el camino!