¡Hola, Acuario!

Tu horóscopo de hoy
21 de Octubre

Regístrate para recibirlo gratuitamente
todos los días

acuario
20/01 – 18/02

Viento Huracanado

Los vientos huracanados están expandiéndose hacia el horizonte, lentamente la energía acumulada y envuelta en un centro fuerte, empieza a dispersarse y la tensión comienza a aflojar. Pasado el ojo de la tormenta, es hora de comenzar a observar cómo ha quedado el paisaje que nos rodea y reacomodar todo aquello que deseemos llevar hacia un futuro.

Recibe tu horóscopo diariamente

Amor

Cuando nos encerramos sobre nosotros mismos y sentimos que todo en el exterior se dirige violentamente hacia nosotros, nuestras actitudes comunicacionales y formas de vincularnos se vuelven esquivas y adquieren tonos defensivos. Es normal que en momentos de turbulencia nuestro instinto nos lleve a protegernos, pero esto no debe ser una conducta de vida. Es hora de levantar la cabeza y mirar a nuestro alrededor. Es hora de comenzar a reconectar con esos seres queridos y aquellas personas capaces de vincularse desde el amor, y aprender de ellos. El camino es lento y debemos respetar nuestros procesos, pero no dejar de avanzar. Refugiados dentro del caparazón podemos perdernos la bella vida que nos rodea.

Salud

Los contextos confusos y cambiantes tienden a mellar nuestras rutinas y nuestro cuerpo comienza a quedar relegado a segundo plano. Cada vez que vivenciamos alguna situación que nos genera miedo, incertidumbre o desconfianza, las emociones se plasman sobre nuestro ser, endureciendo partes de nuestro ser. Es importante tener registro de las contracturas, los dolores físicos y calambres, ya que nuestro cuerpo es nuestro templo. Son estos momentos donde debemos esforzarnos mayormente por realizar pequeñas rutinas de elongación, caminatas y respiraciones. Tan solo con tomarnos unos minutos de tiempo personal cada dos horas, movilizar el cuello, las extremidades, levantarnos de la silla y activar nuestra circulación, comenzaremos a notar el cambio. Caminar hacia el trabajo, la escuela o los lugares hacia donde tengamos que dirigirnos, es una pequeña acción que agradeceremos enormemente. Recuerda lo importante que es oxigenar cada parte de nuestro cuerpo: cuerpo sano es aquel que respira.

Tu ser interior

Respira, lo peor ya pasó. El viento está calmando y es necesario reencontrarnos con nuestro ritmo de respiración natural, armónico. Las dudas en nuestra mente van a empezar a disminuir cuando nosotros lo decidamos. Debemos volver a tomar el control de la situación, restaurar la calma y desde allí, pensar que decisiones queremos tomar. Conversar con amigos y personas de confianza puede ser una buena clave para recordar que no somos el centro del mundo y que todo sigue girando aun cuando sentimos que no hay más por venir. Serenar la mente y compartir amorosamente nuestro pensar es una buena manera de volver a conectar con este exterior que tanto nos asusta. Confiar y respetar los tiempos nos ayudarán a avanzar hacia adelante.